Cargando...
Estás aqui:  Portada  >  Información  >  Artículo

Y POR UNA VEZ, LOS VENCIDOS SE CONVIRTIERON EN VENCEDORES…

Por   /   15 noviembre, 2013  /   1 Comentario

El Parlamento foral aprobó ayer la Ley de Memoria Histórica de Navarra, pionera a nivel regional y cuyo contenido íntegro fue adelantado por El Informador, con el respaldo de I-E, PSN, Geroa Bai, Aralar y Bildu. UPN sorprendió positivamente con su abstención (había votado en contra en los trámites previos), mientras que el PPN, mostrando una actitud especialmente virulenta, rechazó el texto. 200 familiares de fusilados abarrotaron la Cámara y una sala contigua. Allí estaban Mirentxu y Mikele Aguirre, Josefina Lamberto… Por iniciativa suya, el parlamentario de I-E Txema Mauleón regaló un ejemplar de ‘Unidos por la verdad 1936-2012’ a Barcina. La presidenta lo aceptó, pero prefirió que la entrega fuera en privado, no durante la sesión.

'La celebración de los vencidos'. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

'La celebración de los vencidos'. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

 

NOTA EDITORIAL: No me cansaré de recordar que en Navarra no hubo frente de guerra, tan sólo asesinatos a sangre fría. Las víctimas no tuvieron la posibilidad de defenderse. Si viviéramos en otra región, tal vez el discurso debería ser diferente en algunos aspectos porque en ambos bandos se cometieron atrocidades, aunque un golpe militar es un golpe militar. Pero en la Comunidad foral no hay lugar para la discusión.

Hoy recuerdo a un Tomás Dorronsoro compungido al rememorar los traumas que le acarrearon los asesinatos de su padre, su hermano y su tío; a Mirentxu y Mikele Aguirre, tratando de recuperar la normalidad en una Estella donde muchos las señalaban con el dedo después de la muerte de su padre; a Esther León, aceptando vivir una temporada en casa del secretario del general Mola para salvar la vida de su tío con apenas cinco años y tras haber perdido a su padre; a Josefina Lamberto, que tuvo que soportar un calvario como monja después de que unos salvajes violaran a su hermana Maravillas y la mataran a balazos junto a su padre, además de la decepción de no haber recuperado los restos de ninguno de los dos.

Hoy rememoro todas las conversaciones a corazón abierto que he compartido con ellos antes, durante y después de escribir ‘Unidos por la verdad 1936-2012’. Por una vez, los vencidos fueron los vencedores. Pero que nadie nos confunda. Si ya hay quienes a menudo ignoran las leyes aprobadas democráticamente por el pleno del Parlamento foral, que no traten de hacernos creer que una ponencia repleta de conclusiones elogiables pero carente de obligaciones tiene el mismo efecto que una normativa.

Nadie les devolverá a sus seres queridos. Nadie podrá cerrar del todo las heridas abiertas tras 77 años de humillaciones, abusos y marginación. Y a muchos el duelo les acompañará para siempre. Pero por suerte, nuestra sociedad hoy es un poco más justa que ayer. El aplauso prolongado que brindaron al Parlamento de Navarra los 200 familiares de fusilados que se congregaron ayer en la Cámara foral para presenciar la aprobación de la Ley de Memoria Histórica de Navarra, bautizada técnicamente como Ley Foral de reconocimiento y reparación moral de las ciudadanas y ciudadanos navarros asesinados y víctimas de la represión a raíz del golpe militar de 1936’, refleja a la perfección el respeto con el que han trabajado durante décadas para que las instituciones reconocieran el escarnio padecido. Ni un solo grito, ni un abucheo.

Familiares de fusilados abarrotaron la sala del Parlamento. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

Familiares de fusilados abarrotaron la sala del Parlamento. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

 

Decía Winston Churchill que “en la derrota, resistencia; y en la victoria, magnanimidad”. Aunque algún parlamentario trató de crispar el ambiente, así actuaron quienes este jueves pudieron sentirse victoriosos. Fue el triunfo de la minoría, de quienes incluso se han visto obligados a luchar durante años sin el apoyo de los suyos. Porque algunos llegaron tarde, ahora tratan de dar lecciones de valores democráticos y osan criticar a los pocos que se han mostrado firmes en sus convicciones.

La Cámara foral vivió una de esas jornadas que marcan para siempre la Historia de una región como Navarra, donde los nacionales asesinaron a sangre fría a más de 3.400 personas en 1936. Historia que deberán recoger, por imperativo legal, los libros de texto de los más pequeños.

La ley, cuyo contenido final fue adelantado por El Informador, salió adelante con los votos a favor de I-E, PSN, Geroa Bai, Aralar y Bildu. En los trámites previos, UPN había rechazado el texto, pero finalmente se abstuvo.

Después de tantos años de desprecios, los afectados y los propios representantes de I-E agradecieron el gesto y lo valoraron de manera positiva, aunque también creen que, en el fondo, el problema de los regionalistas resida en que no quieren asumir las obligaciones que conlleva la nueva normativa.

Habrá quienes vean su gesto como un acto de pragmatismo político, pero permítanme el derecho a tener mi propia visión. Subjetiva, lo admito, pero creo que respetable. Porque hubo detalles que invitan a un moderado optimismo. Como he comentado en alguna ocasión, puedo asegurar que algunos dirigentes de UPN están trabajando con ahínco para avanzar en el camino de la reconciliación. Y en la oposición lo saben.

Sólo el PPN se posicionó en contra del texto impulsado por I-E. Los populares se quedaron solos… Y para justificar su postura, dedicaron palabras realmente duras a quienes han promovido una ley pionera a nivel regional en España por la amplitud de los temas que abarca (sólo Cataluña cuenta con una similar, pero se centra especialmente en lo referente al mapa de fosas). Ahora bien, cada uno es muy libre para elegir cómo quiere que le recuerde la Historia…

No obstante, tanto UPN como el PPN consideraron que la ley es “innecesaria” y que I-E ha roto el consenso alcanzado con la ponencia, pero como admitió el representante popular Eloy Villanueva, la coalición de izquierdas, como las propias familias de los asesinados, siempre mostró su intención de sacar adelante una ley.

La ley se aprobó con los votos a favor de I-E, PSN, Bildu, Aralar y Geroa Bai. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

La ley se aprobó con los votos a favor de I-E, PSN, Bildu, Aralar y Geroa Bai. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

 

A mi juicio, nada es suficiente cuando hablamos de reparar el daño sufrido por las víctimas de un conflicto, de cualquier conflicto. Todas las iniciativas que se promuevan a nivel institucional jamás podrán acabar con el dolor y el sufrimiento de quienes han padecido de forma injusta las secuelas de la violencia. Por eso, todo suma, todo ayuda, todos deberíamos ir de la mano en estos temas. Con contundencia, sin titubeos. No existe la palabra “demasiado”. No se puede estar al lado de unos y en contra de otros.

Con este documento, “los gastos que se originen a consecuencia de la localización, exhumación y traslado de restos correrán a cargo de los Presupuestos Generales de Navarra”; se creará un Banco de ADN,  dependiente del Instituto de Medicina Legal de Navarra, en el que se conservarán muestras de restos óseos de todas las exhumaciones para que cualquier persona que tenga víctimas en su familia pueda comparar su ADN con los datos almacenados; se revisarán los textos escolares “con el fin de garantizar que éstos ofrezcan información veraz, extensa y rigurosa sobre los acontecimientos ocurridos en la Comunidad foral”, crucial para evitar el olvido; y el Ejecutivo navarro colocará menciones especiales “en cada uno de los campos de concentración de Europa donde haya habido navarros internados” y placas tanto en la fachada de la Diputación Foral como en el propio Parlamento navarro (en recuerdo a los funcionarios, personal y cargos electos que perdieron la vida a balazos).

LAS REACCIONES DE LOS FAMILIARES

“Aunque el tema que nos mueve es muy triste, hoy estamos muy satisfechos. Se mezclan muchas emociones. Ha sido un día genial y muy alegre en el sentido de que pasito a pasito vamos avanzando a favor de las víctimas. Valoro positivamente la actitud de UPN, aunque me hubiese gustado contar con su voto favorable. Javier Caballero ha tenido palabras muy buenas hacia las víctimas. Parecía que los regionalistas estaban de acuerdo con lo que defendíamos, aunque al final se han abstenido. Pero es otro paso más, teniendo en cuenta que todo apuntaba a que iban a votar en contra… Y del PP, ¿qué se puede decir?, ¿qué se puede esperar? Es el PP”, me confesó la presidenta de la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra, Olga Alcega, tras el recuento de los votos.

Las hermanas Aguirre, antes del pleno. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

Las hermanas Aguirre, antes del pleno. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

 

“Hemos procurado estar tranquilos. Y sabíamos que hoy ganaríamos la votación. Pero ha sido muy emotivo. El aplauso ha sido como correspondía. La ley supone un gran avance, aunque tenemos el gran inconveniente de los Presupuestos y que estamos en una época muy complicada a nivel económico… Pero es un gran paso para la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra”, resumían Mirentxu Aguirre y Antontxu Zabalza.

Sin embargo, muchos afectados como Josefina Lamberto jamás hallarán consuelo. El duelo le acompañará hasta el fin de sus días. Cuando concluyó la sesión, fui a abrazarla. Creía que se sentiría orgullosa después de una victoria que la sociedad les había negado durante más de tres cuartos de siglo. Me equivoqué. Con Josefina siempre me equivoco.

El abrazo con Josefina Lamberto. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

El abrazo con Josefina Lamberto. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

 

“Yo me siento igual que siempre, mi vida, muy triste. ¿Por qué voy a estar más alegre? No puedo encontrar a mi padre ni a mi hermana. Nadie me devolverá jamás lo que me robaron. Tengo el corazón llenito de porquería. No hay ni un huequito vacío. Sólo los buenos amigos, como tú o la gente de la asociación, me dan un poco de vida. Escarbaría con mis propias uñas para poder recuperar a mi padre. ¿Cómo me voy a sentir, mi vida? Mira lo que ha dicho el parlamentario del PP. ¡Qué vergüenza!”.

Eso sí, ayer sentí que yo también había aportado mi minúsculo granito de arena a hacer justicia en favor de estas personas tan admirables cuando el parlamentario de I-E Txema Mauleón, por iniciativa propia, mostró mi libro durante su discurso y regaló un ejemplar a la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina, con la siguiente cita: “Nunca más y para nadie aquellos horrores”. Barcina no lo cogió en público para evitar la fotografía. Hizo señas a Mauleón de que se lo entregara más tarde y así sucedió. “Es un libro que precisamente da testimonio de varias de las personas aquí presentes. Podrá ver usted con qué humildad, nulo espíritu de venganza, ánimo de reconciliación y de verdad se hace”, argumentó.

Todos los familiares concluyeron la jornada con un austero pero entrañable ágape en la sociedad Zirimola. Tortillas de patata, rabas, vino, cerveza, agua y una jota que hizo llorar a más de uno… Una celebración sencilla, sin aires de grandeza.

LA ABSTENCIÓN DE UPN

El pleno comenzó a las nueve y media de la mañana, pero media hora antes las gradas destinadas a los visitantes y una sala contigua habilitada para la ocasión ya estaban abarrotadas de familiares y amigos.

Javier Caballero, por parte de UPN, fue el primero en intervenir. El exconsejero defendió la abstención con gran sensibilidad. Y así se lo hizo saber después el propio Mauleón en su discurso. Incluso empleó el término “asesinados” para referirse a los fusilados. Un detalle que pasó inadvertido para muchos, pero que encierra infinidad de matices.

“Quiero saludar y mostrar en nombre de mi grupo mi respeto, afecto y consideración a las personas que hoy nos acompañan. Familiares y amigos que sufrieron las consecuencias de una violencia que todos condenamos y que nunca debió existir. Y muy especialmente, a los familiares de los desaparecidos y de quienes fueron asesinados. Pueden estar seguros de que me siento con una especial empatía, cercanía y solidaridad con su dolor”, apuntó.

Barcina conversa con dos de sus compañeros de grupo. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

Barcina conversa con dos de sus compañeros de grupo. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

 

No obstante, subrayó que la ley, a su juicio, es “innecesaria” por los “mismos” motivos que empleó el PSN cuando estaba en el Ejecutivo foral junto a los regionalistas: “porque ya existía una ley estatal que regulaba este tema y porque ya se estaban adoptando las medidas que se proponían”. “I-E no puede estar jugando constantemente con este tema con un objetivo mediático cuando el PSN y el Gobierno de Navarra ya están trabajando para recuperar los derechos de estas personas”. Tal vez se le olvidó hablar de la supresión de las subvenciones para costear las exhumaciones debido supuestamente a la crisis, un hecho que he vivido en primera persona con la búsqueda del padre de Josefina Lamberto; de la ausencia de representantes de su partido en numerosos actos relevantes de recuerdo a los fusilados; de la falta de placas conmemorativas en varios edificio emblemáticos…

“La ponencia estuvo trabajando durante más de un año y se alcanzó un acuerdo por unanimidad que a nuestro grupo le parece relevante y plenamente vigente. Para UPN no queda ninguna duda de que en toda guerra se dan situaciones de vencedores, de vencidos, de opresores y oprimidos, de víctimas y victimarios… Estas situaciones generan dolor, sufrimiento, injusticias, agravios y humillaciones que son más dolorosas cuando se extienden en los años y que son radicalmente injustas. Son un fracaso social colectivo de lo que debe ser la convivencia de las personas”, puntualizó.

Utilizando siempre un tono moderado, destacó que, desde su punto de vista, no compartido por las víctimas, “tras la Constitución se ha hecho un importante esfuerzo de reconciliación”: “Soy consciente de que otros creen que ese esfuerzo ha sido insuficiente o no ha sido tal. Pero sí debemos reconocer, y es el resultado de la ponencia, que 75 años después quienes sufrieron el golpe militar sienten que todavía se pueden tomar medidas que palien los agravios cometidos y disminuyan su dolor. Habiendo alcanzado un acuerdo para fijar una hoja de ruta -que no incluía la promoción de una ley-, ante el extraño concepto que hoy nos encontramos y no podemos compartir, ante un texto unilateral que no es fruto del consenso y que pretende excluirnos para seguir hablando de buenos y malos, que es lo que nosotros hemos intentado superar, sintiéndolo mucho no tenemos más remedio que abstenernos”, concluyó.

EL TURNO DEL PSN

Por su parte, el secretario general del PSN, Roberto Jiménez, recordó que “para un partido como el PSN, que junto a UGT y las Juventudes Socialistas, fueron quienes más sufrieron este azote”, la aprobación de la ley “es un hito muy relevante y una cuestión de vida”.

“La memoria de la Guerra Civil y de la represión franquista siempre ha sido una prioridad del Partido Socialista. La memoria de estas víctimas, su reconocimiento y su dignificación representan un deber moral en la vida política y un signo de calidad democrática”, remarcó.

Luego llegaron los reproches velados hacia I-E cuando, tras afirmar que la ley es “justa y es necesaria”, señaló que no iba a obtener la unanimidad deseada “porque ha habido formaciones que no han tenido interés en que haya consenso, en querer sumar” y han puesto “listones que saben que el otro no puede saltar”.  Al menos para mí, que algunos no puedan o no quieran traspasar ciertas barreras no significa que haya que renunciar de antemano a dar esos pasos cuando la verdad y las necesidades de las víctimas están en juego.

“A mí me da la sensación de que en algunas ocasiones hay un tufillo partidario, señoras y señores parlamentarios, señoras y señores del público, que viene de un intento de tener una legitimación política que en el pasado no se tenía. Sencillamente porque ni estaban ni existían como formaciones políticas. Y como bien leí ayer a Felipe González a raíz de otro tema, los que no estuvieron ni existían como ideología, ni como formaciones políticas, ni en la guerra, ni frente al franquismo, ahora se muestran como los más radicales para darse un determinado barniz”.

El Parlamento foral vivió ayer una jornada histórica. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

El Parlamento foral vivió ayer una jornada histórica. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

 

Jiménez, al citar a González, no estuvo fino. Porque mientras le escuchaba, no podía olvidar a los protagonistas de mi libro hablando de la falta de valentía de los socialistas, especialmente del expresidente del Gobierno español, desde la llegada de la democracia hasta no hace muchos años. Algunos como Dorronsoro iban más allá al indicar que nadie del PSN se ha preocupado nunca por él y los suyos.

“Es verdad que con la Transición conseguimos una reconciliación. Y se consiguió una reconciliación por ese espíritu de generosidad que tuvieron los partidos de izquierdas, que no mostraron un talante revanchista ni de venganza. Así se aprobó la Ley de Amnistía de 1977. Por tanto, en el ánimo del PSOE y del PSN no están la revancha, la venganza o los discursos extremos. Como partido, tenemos una trayectoria en esta materia. En 2007 hicimos la Ley de Memoria Histórica, que desgraciadamente está inacabada e interrumpida por los gobiernos del PP, que la han dejado sin dotación económica. Pero también en Navarra estuvimos apoyando la construcción del Parque de la Memoria, firmamos el protocolo de exhumaciones, construimos el mapa de fosas…”, agregó.

El líder del PSN hizo especial hincapié en que “aún quedan muchos asuntos por solucionar”: recuperar “en España” las “políticas públicas destinadas a la recuperación de la Memoria Histórica”; continuar con las peticiones de elaborar declaraciones regionales de reparación y reconocimiento personal para todos aquellos que padecieron persecución, prisión o violencia por razones políticas e ideológicas; constatar la nulidad de pleno derecho de las sentencias de tribunales ilegítimos de la dictadura; y, sobre todo, la localización y exhumación de fosas, “pues sigue siendo una tarea inacabada y un ejercicio inexcusable de dignificación de las personas”.

“También resulta imprescindible impulsar la retirada de símbolos y monumentos que honran la memoria de los vencedores o conmemoran el conflicto civil o la dictadura, evitando así toda exaltación de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura. Y debemos seguir defendiendo la legítima petición de una buena parte de la emigración española, especialmente de los descendientes de quienes perdieron la nacionalidad española en el exilio”.

El debate duró más de una hora. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

El debate duró más de una hora. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

 

BILDU Y ARALAR

Acto seguido, el parlamentario de Bildu Víctor Rubio apuntó que la ley “tiene más vigencia que nunca” y es “una necesidad que lleva esperando 35 años”. “35 años intentando sanar una herida que aún supura en muchos hogares navarros. ¿Una sociedad sin memoria es una sociedad sana? Esta ley se debería haber aprobado mucho antes para combatir la enfermedad del olvido. Se ha intentado ocultar lo que pasó. En aquella época, todos los grandes partidos nos dieron la espalda. Es una realidad. Muchos no entendíamos cómo tras una dictadura no se quería ver lo que nos habían hecho. Se nos pedía generosidad…”, valoró.

Rubio hizo alusión al informe ‘Casos cerrados, heridas abiertas’ del Comité de Derechos Humanos de la Naciones Unidas, en el que se analiza “el desamparo sufrido por las víctimas de la Guerra Civil y del franquismo en todos los gobiernos democráticos” españoles.

“Lo dice también Amnistía Internacional. ¿Tan difícil es votar a favor de eso? Hoy la aprobamos y mañana seguiremos dando paladas para que la cumplan. Porque no nos llevemos a engaño. Todos sabemos quién gobierna aquí en Navarra. Todos conocemos la poca o nula voluntad de aplicar las leyes que aprueba el Parlamento foral. Y esta ley, en ciertas élites que mueven los hilos económicos y sociales de Navarra, no va a gustar. Aquí no se acaba el camino. El camino de la memoria sigue vivo. Esta ley no es la meta, es una herramienta para seguir forjando ese camino. No podemos olvidar que ciertas actitudes como mantener la laureada en el Palacio de Navarra o empeñarse en mantener el nombre de Conde de Rodezno a una de las plazas de esta capital, en cualquier punto de Europa estarían penadas. Sólo por esas dos acciones una persona sería juzgada y apartada de cualquier cargo público. Y aquí puede llegar a ser hasta presidenta del Gobierno”, enfatizó. Creo que a Rubio no le faltó razón en parte de sus tesis, pero su partido es el primero que debería analizar si muestra la misma vehemencia cuando son sus miembros los que se encuentran entre la espada y la pared.

El retrato con 'El Drogas' tras la votación. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

El retrato con 'El Drogas' tras la votación. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

 

Xabi Lasa, de Aralar, resaltó que la ausencia de un frente de guerra en Navarra impidió que se utilizara “como instrumento de exterminio y limpieza ideológica, como exterminio de la disidencia frente al franquismo, donde poblaciones fueron arrasadas física e ideológicamente”.

“En Navarra hubo que realizar una limpieza puerta a puerta. Había que eliminar a la disidencia republicana. Y para ello se utilizaron todo tipo de acusaciones, calumnias y oprobios. Pero no era suficiente. Había también que eliminar físicamente al disidente. Había que ejecutarlo. Eso dio lugar a la desgarradora realidad de las cunetas. En Navarra, cuneta es sinónimo de represión, de exterminio, de ejecución. Y durante más de setenta años, cuneta también ha sido sinónimo de silencio. Pero esta infamia no desaparecerá hasta que la memoria de los fusilados, de los encarcelados y de los torturados públicamente, de aquellas viudas y mujeres humilladas sistemáticamente no sea definitivamente recuperada. Para parte de eso aprobamos hoy esta ley. Esperemos que una gran parte de esa deuda quede saldada”, valoró.

Lasa dejó bien claro que el documento, no obstante, “no colma” las “inquietudes” de Aralar. “Hoy aprobamos una ley de rehabilitación de los asesinados por el franquismo, que no es poco. Pero hubo también otros represaliados, represaliadas mejor dicho, que fueron víctimas vivas de la represión y su memoria no se cita en la ley. Nuestro grupo, como lo ha hecho en comisión, seguirá reivindicando que la memoria de las mujeres, las viudas y las hermanas de los fusilados sea también recuperada. Aquellas mujeres que fueron objeto de escarnio público con cortes de pelo, aceite de ricino y paseíllos públicos, que se hicieron de forma organizada y sistemática para que todo el pueblo sintiera el terror de lo que les esperaba si se enfrentaban al régimen”.

Así mismo, se refirió a la necesidad de “rehabilitar más cosas” como el Fuerte de San Cristóbal, “un presidio en el que murieron más de 800 personas”. “Muchas fueron fusiladas, otras exterminadas por hambre y enfermedad. ¿Cuál es la razón por la que no se quiere recuperar y rehabilitar para la memoria? ¿La estabilidad presupuestaria? Si es una inversión que no costaría más de lo que se quiera invertir en cada momento… ¿O es que quizás se quiere evitar un recuerdo molesto y dejarlo caer cuanto antes?”.

EL DISCURSO DE MAULEÓN

Entre los familiares había especial expectación por escuchar a Txema Mauleón, de I-E, que empezó “pidiendo perdón por llegar 35 años tarde”. “Esa autocrítica la debemos hacer todos. Al menos, aquí estamos, y más vale tarde que nunca”.

Mauleón regaló un ejemplar de 'Unidos por la verdad 1936-2012' a Barcina. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

Mauleón regaló un ejemplar de 'Unidos por la verdad 1936-2012' a Barcina. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

 

Mauleón se mostró especialmente “orgulloso” de la “lucha” de los familiares, “de la dignidad de los hijos de Gurs y de todos los campos de concentración”, de los “niños de la guerra”, “de la lucha contra los nazis”, de “la gente que os quedasteis en los pueblos de Navarra aguantando y resistiendo las humillaciones”.

“Hoy, esta ley no es la ley de Izquierda-Ezkerra, es la ley de todos vosotros, de todas las personas con sentido de la verdad, de la justicia y de la reparación. La ley que hoy vamos a aprobar es la ley de vuestro propio testimonio, de vuestra historia vital. 3.400 personas fueron asesinadas por pensar diferente, sólo por sus ideas, y después de asesinarlas fueron tiradas a las cunetas, a una sima, al río o a un ribazo. Los familiares de aquellos asesinados fueron ultrajados, les robaron las tierras, les quitaron todo… Algunos tuvieron que marcharse de aquí para sobrevivir a Barcelona, a Francia o a donde sea. Aquí cerca, en Ezkaba, existió un verdadero campo de exterminio del que salir vivo era difícil”.

El parlamentario de la coalición de izquierdas agradeció “las palabras de reconciliación del señor Caballero”, pero matizó que “las palabras se traducen en hechos”: “No puede ser que los 3.400 asesinados de Navarra no tengan una ley como instrumento normativo máximo que les reconozca, que les repare y que haga justicia. Y hoy, a esta tribuna debía haber salido la presidenta del Gobierno para ser presidenta de todos y de todas, no sólo de los suyos, y haber liderado esta ley. Francamente, en 2003 ustedes se situaron de perfil y hoy vuelven a hacer lo mismo. Y desde luego, para encarar el futuro habría sido fundamental que hoy estuvieran aquí, con todos y todas los navarros y navarras de bien”.

El libro que narra las vidas de León, Dorronsoro, las Aguirre y Lamberto. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

El libro que narra las vidas de León, Dorronsoro, las Aguirre y Lamberto. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

 

Porque, a su juicio, esta ley “viene a colmar un vacío de justicia” y la democracia española “debe deslegitimar definitivamente y para siempre un régimen como el franquista, una dictadura que duró cuarenta años”. Para ello, “debe legislar y superar todo lo que eso provocó: crear un Banco de ADN, retirar títulos a siniestros personajes franquistas, que la Administración se encargue oficialmente de la búsqueda de los desaparecidos, tratar de recuperar para Navarra el Fuerte Ezkaba, señalizar las obras de los esclavos del franquismo y homenajear a las personas que fueron asesinadas en el 36”.

Antes de concluir, quiso dar las gracias “de verdad” a todos los familiares y asociaciones involucrados en la Memoria Histórica “por sacar fuerzas” desde su “dolor”. “Sois sin duda un ejemplo para todos los navarros y nunca, jamás, los republicanos y republicanas de esta tierra olvidaremos lo que vuestros padres y abuelos hicieron por nosotros. Vamos a por la tercera. Nunca más y para nadie aquellos horrores”.

LAS POLÉMICAS PALABRAS DE VILLANUEVA

Eloy Villanueva, del PPN, levantó ampollas. Primero reconoció que los familiares y descendientes de los asesinados no buscan venganza, como pudo comprobar durante las sesiones de la ponencia, y afirmó que en ningún testimonio había observado “atisbo alguno de rencor o revanchismo”.

Pero luego pasó al ataque. Y lo hizo con especial virulencia. “Desconozco cuál es la motivación que les ha llevado -a I-E- a presentar esta proposición de ley. Sí tengo el convencimiento de que algunos grupos que apoyan esta ley lo hacen porque se ven arrastrados por un movimiento que ustedes iniciaron hace mucho tiempo y que no han podido o no han querido parar”, puntualizó en clara alusión al PSN.

“Ha dicho bien el señor Caballero cuál fue el germen de la ley que hoy debatimos aquí. Es verdad que hubo una declaración en este Parlamento en 2003, que a principios de esta legislatura ustedes propusieron una ley similar a ésta y es verdad que, como consecuencia de que no reunió el consenso suficiente, se constituyó una ponencia cuyos resultados ahí están y creo que son satisfactorios. Pero al día siguiente de aprobar por unanimidad las conclusiones de esta ponencia, ustedes presentaron esta proposición de ley. Ustedes hacen declaraciones en las que no dejan a un lado sus sentimientos de rencor y de venganza. ¿No se encontrarán en una competición entre unos y otros para ver quién defiende mejor determinadas cuestiones del 36 y los años posteriores?”, remarcó.

Villanueva, del PPN, fue el más crítico con la ley. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

Villanueva, del PPN, fue el más crítico con la ley. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

 

Yo apostillo: ¿Por qué debían conformarse con la ponencia y renunciar a la posibilidad de elaborar una ley demandada por las propias familias, que además aglutinan a personas de distintas ideologías? Que yo sepa, entre los afectados no todos son votantes de I-E ni mucho menos. Sólo en la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra hay una diversidad ideológica evidente y que nadie oculta. Ésa es una de sus virtudes precisamente.

Villanueva fue incluso más allá al esgrimir que la coalición de izquierdas “ha roto un consenso básico e histórico que se había dado en este Parlamento -sin leyes de por medio- (…). Han presentado esta ley por un interés puramente particular y partidista. Ha tenido incluso la indecencia política de apelar aquí a la presencia de familiares, poco más o menos que recriminando a otros la postura que vayamos a tener hoy. Pero usted utiliza una proposición de ley con el único fin de romper un consenso que había costado mucho esfuerzo”, denunció.

Por eso, concluyó diciendo que los populares no van a “caer en la trampa” de utilizar “unos desgraciados hechos que ocurrieron hace 77 años para su beneficio propio y coger bandera de algo que, después de lo ocurrido desde la Transición, debería ser motivo de reconciliación, de confraternización, de comprensión mutua más allá de las diferencias ideológicas. Han dado una gravísima muestra de irresponsabilidad”. El parlamentario popular olvidó añadir que hasta hace apenas diez años, las víctimas se sintieron absolutamente ignoradas por los grandes partidos…

EL CIERRE DE GEROA BAI

Por último, el representante de Geroa Bai Patxi Leuza también mostró su apoyo a una ley que pretende “dar carpetazo a un período negro y cruel de nuestra historia”. Recurrió al contenido de una intervención que ya había realizado dos años antes en la Cámara foral, en la que se hacía referencia al “olvido” sufrido por los allegados de los fusilados y represaliados.

“Fruto de la hegemonía que durante la Transición mantuvieron los reformadores del régimen sobre la oposición antifranquista y, finalmente, fruto de la correlación de fuerzas de la época, se cometió un grave abandono de las víctimas republicanas de la Guerra Civil y la dictadura. No hubo esclarecimiento de la verdad, reconocimiento para las víctimas ni, por lo tanto, justicia. Tampoco hubo juicio condenatorio para la dictadura ni para sus principales responsables. No existió revanchismo o venganza por parte de las muchísimas víctimas que, en la década de los 70, todavía vivían y mantenían recientes unos acontecimientos que les habían marcado para siempre. Hoy, eso nos dice mucho de la entereza y dignidad que mantuvieron aquellos hombres y mujeres”, explicó.

La Transición no fue una “ruptura real” con el régimen anterior, puesto que “se resolvió mal un asunto que todavía hoy continúa pendiente”: la “restitución de las víctimas”. Entonces se intentó “apagar” el problema “con un silencio tupido”, pero “más grave fue si cabe no corregir ese rumbo tras el golpismo del 23-F”.

Josefina Lamberto no hallaba consuelo. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

Josefina Lamberto no hallaba consuelo. EDUARDO SANZ / EL INFORMADOR

 

“Todavía hay quien sigue buscando restos humanos, quien sigue necesitando un duelo digno y quien sigue reclamando justicia. Esta ley reforzará la concordia al restablecer el derecho de todos a acceder al conocimiento y a la información contenida en registros y archivos públicos, a reconstruir la propia biografía. Tenemos la obligación moral de enfrentarnos a un pasado doloroso que aún no ha sido suficientemente reparado”, finalizó.

NOTICIAS RELACIONADAS

LA LEY DE MEMORIA HISTÓRICA, QUE SALVO IMPREVISTOS, APROBARÁ EL PARLAMENTO FORAL (23 DE OCTUBRE)

AVISO LEGAL: Las imágenes que ilustran este reportaje y el texto pertenecen a El Informador. Nos reservamos el derecho de emprender acciones legales contra quienes utilicen el material sin nuestro consentimiento.

    Imprimir       Email

1 Comentario

  1. Josetxo dice:

    Gracias Gorka

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


cinco × = 15

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acepto la claúsula de protección de datos

También te puede interesar...

Mensaje original de Sánchez Agurruza a sus alumnos. EL INFORMADOR

EL INSTRUCTOR DEL EXPEDIENTE DE SÁNCHEZ AGURRUZA PIDIÓ TRES AÑOS DE SANCIÓN

Leer más →