Cargando...
Estás aqui:  Portada  >  Investigación  >  Artículo

TRES DE LOS DETENIDOS EN EL CHUPINAZO DE 2010 PODRÍAN SER ‘MICROBOTAS’

Por   /   15 marzo, 2012  /   Sin Comentarios

Al parecer, la Policía Municipal de Pamplona ha identificado supuestamente al menos a dos de ellos en un vídeo grabado durante la reyerta provocada por esta banda juvenil en la madrugada del pasado día 4 contra ’heavies’ del bar Atxiki.

Tres presuntos miembros de la banda juvenil de los ‘Minibotas’ y los ‘Microbotas’, cuya existencia en Pamplona fue desvelada el pasado lunes por El Informador, fueron detenidos por la Policía Municipal durante los incidentes ocurridos en el Chupinazo de los Sanfermines de 2010. Según reflejó la sentencia dictada el pasado 21 de enero por la titular del Juzgado de Menores de la capital navarra, un grupo de personas “agredió” a efectivos municipales y les arrojó varias “botellas”, de las cuales una impactó en el cráneo del madrileño de 31 años José Carlos Arranz Rosa, que perdió el habla y la movilidad de la parte derecha del cuerpo.

Bar AtxikiAhora bien, se desconoce si estos tres supuestos integrantes de la banda son los mismos que quedaron absueltos por aquellos hechos u otros de los implicados, ya que no han trascendido sus edades. Fuentes próximas a la investigación han señalado a este medio que, al parecer, al menos dos de ellos se encontraban entre la “treintena” de miembros del grupo que el pasado día 3 presuntamente atacaron con “navajas, palos, puños americanos y sprays de pimienta” a “numerosos” clientes ‘heavies’ del bar Atxiki, situado en la calle Nueva de la capital navarra. Así lo han constatado supuestamente gracias al vídeo “que grabó un joven durante la trifulca ocasionada en el establecimiento”. Las imágenes, que pudieron contemplarse durante varias horas en Internet días después de lo ocurrido, duran unos 40 segundos y, aunque no recogen todo lo ocurrido, sí sirven para constatar “que sus rostros aparecían entre los ‘microbotas’ y ‘minibotas’ que agredieron a jóvenes del bar”.

En la trifulca, cuatro clientes resultaron heridos, uno de ellos “por un corte con un arma blanca”, que precisó de varios puntos de sutura, y otro con “una fractura nasal”. El resto sufrió policontusiones. Éste fue el último incidente grave ocasionado por una banda juvenil que, tal y como señaló El Informador, dejó recientemente varias pintadas en la Ciudadela, en las que firmaban con el nombre de ‘Mikroboots’ o ‘MB’ junto a emblemas de ETA y los SHARP, ‘skins’ antirracistas que se oponen frontalmente a los ‘Skinheads’, de corte neonazi.

No obstante, los primeros indicios apuntan a que estos adolescentes y jóvenes no cuentan con el respaldo de la mayor parte de los SHARP de la ciudad ni de la izquierda abertzale, ya que desde los pasados Sanfermines, en los que presuntamente agredieron a varias personas en la ronda del Obispo Barbazán y el entorno de las murallas del Casco Viejo, se han enfrentado también a “latinos, ‘heavies’ y jóvenes de color”, una práctica “poco habitual” entre los ‘skins antirracistas’.

Los SHARP suelen compartir algunos rasgos estéticos con los neonazis como el hecho de llevar la cabeza rapada. Pero hay ‘microbotas’ ”con el pelo normal”.

UN CONFLICTO AÚN POR SOLUCIONAR

La refriega ocurrida el día 4 estuvo a punto de repetirse una semana más tarde, pero agentes de la Policía Municipal “frenaron a tiempo” a algunos de los ‘cachorros’ de este grupo en las proximidades del local. “Iban encapuchados y llevaban botellas vacías y barras de hierro”, aseguran las fuentes con las que ha contactado este medio.

Dispositivo policial de vigilancia en la calle NuevaAl ver a los efectivos, huyeron en distintas direcciones, pero varios fueron interceptados en el entorno del Bosquecillo. En concreto, los agentes identificaron a tres menores de 14, 15 y 17 años y redactaron un atestado que se ha sumado a la investigación abierta sobre las actividades de estos adolescentes y jóvenes. Sin embargo, debido a su edad y a que no habían provocado ninguna pelea en ese momento, la Policía Municipal puso a los implicados a disposición de sus padres.

Durante la madrugada del domingo, varias patrullas y furgonetas del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Municipal establecieron un dispositivo de vigilancia en las inmediaciones de la calle Nueva. Al parecer, no se produjeron nuevos episodios de violencia, pero las fuerzas de seguridad han averiguado que varios ‘heavies’ acudieron a un bar de la calle Jarauta donde se encontraban los ‘Microbotas’ con el objetivo de “dialogar”. Por el momento, el conflicto “no se ha solucionado”, si bien hay motivos para pensar que otros SHARP de la capital navarra y de mayor edad estarían “mediando” para “poner fin” a estos sucesos.

Los fines de semana, esta banda juvenil, formada por unos 40 miembros, suele congregarse en bares situados en las inmediaciones de las calles Campana y Ansoleaga o en locales de la travesía de Bayona, aunque también se reúnen en varias bajeras del Casco Antiguo.

    Imprimir       Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


seis + 1 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acepto la claúsula de protección de datos

También te puede interesar...

Jorge Olaitz. MINISTERIO DEL INTERIOR

EL TESTIMONIO DE UN TESTIGO PROTEGIDO LLEVA A JORGE OLAIZ A PRISIÓN POR EL CASO DE RUIZ LANGARICA

Leer más →