Cargando...
Estás aqui:  Portada  >  Información  >  Artículo

SEGUNDO JOVEN DE BARAÑÁIN DETENIDO POR EL ASESINATO DE UN JUBILADO EN HOLANDA

Por   /   19 julio, 2012  /   Sin Comentarios

John Kennedy C.P., colombiano de 31 años, “con antecedentes y una orden de búsqueda y captura emitida por un juzgado de Santander”, fue arrestado el día 11 por la Policía Nacional en Valencia. Todo apunta a que “huyó” de la localidad navarra tras la detención del otro presunto autor del crimen, Bruce Mauricio C.G., de su misma edad y nacionalidad, que ingresó en prisión provisional a raíz de su extradición al país centroeuropeo, tal y como adelantó El Informador. “Al parecer, usaron a una prostituta como cebo, porque querían que el fallecido les diera una importante suma de dinero. Le maniataron, amordazaron y quitaron la vida tras apalearlo y asfixiarlo”, señalaron distintas fuentes a este medio. John Kennedy C.P. ha pasado a disposición de la Audiencia Nacional y se encuentra a la espera de ser extraditado.

Vehículo de la Policía Nacional.

Vehículo de la Policía Nacional. EL INFORMADOR

 

Al parecer, “huyó” de Barañáin, la localidad navarra donde residió durante “un tiempo”, hace unos dos meses y medio, poco después de que efectivos del Cuerpo Nacional de Policía adscritos a la Jefatura Superior de la Comunidad foral detuvieran en el municipio a Bruce Mauricio C.G., el otro presunto autor material del “brutal asesinato” que acabó con la vida de Nico L., un “jubilado” de Groningen (Holanda), el 16 de septiembre de 2011. Pero tras “esconderse en distintas ciudades del norte de España”, los agentes encargados del caso, en colaboración con efectivos de la Jefatura Superior de Valencia, arrestaron el pasado día 11 a John Kennedy C.P., de 31 años, cuando salía de un piso de la capital del Turia donde se había ocultado. De origen “colombiano” y con “diversos antecedentes” al igual que Bruce Mauricio C.G., cuya detención y extradición fue adelantada por El Informador, John Kennedy C.P. ha pasado a disposición de la Audiencia Nacional y espera en estos momentos su traslado al país centroeuropeo. 

Aunque el otro implicado, de su misma edad y nacionalidad, se encuentra desde hace más de un mes en “un centro penitenciario holandés” y la Fiscalía solicita para él “cadena perpetua revisable”, por el momento no ha trascendido la petición del Ministerio Público respecto al segundo imputado. Pero distintas fuentes apuntaron a este medio que se le relaciona supuestamente con “otras causas abiertas por delitos contra el patrimonio y la salud pública” y que sobre él también pesaba “una orden de búsqueda y captura emitida por un juzgado de Santander“.

Al parecer, “los dos estaban en los Países Bajos” cuando tuvo lugar el asesinato, perpetrado “en el mismo bloque de viviendas de Groningen donde residía la víctima”. “Los asesinos maniataron con bridas, amordazaron y quitaron la vida al fallecido tras apalearlo de forma salvaje y asfixiarle”. Los primeros indicios apuntan a que podrían haber empleado como “cebo” a una “prostituta de su país”, Diana X.O.G., que trabaja “en un escaparate” neerlandés y a la que se considera, en principio, “cómplice” de la muerte del ciudadano holandés, no “coautora” como se había difundido a primera hora de este jueves. Esta mujer fue arrestada el pasado mes de mayo por las fuerzas de seguridad holandesas.

Presuntamente, la prostituta “concertó un encuentro con Nico L. en el portal de su casa, aprovechando que mantenía una estrecha relación con él”, mientras los demás “esperaban escondidos”. El fallecido habría accedido y entonces “lo introdujeron por la fuerza en una estancia comunitaria de la vivienda”.

“Al parecer, querían que el hombre, de alto poder adquisitivo y que vivía en el mismo barrio donde la detenida ejercía su profesión, les diera una importante suma de dinero que supuestamente guardaba en su domicilio, pero sólo pudieron apoderarse de lo que llevaba encima”, agregaron estas fuentes. Según destacó la Dirección General de Policía, las fuerzas de seguridad holandesas, tras “cotejar” toda la información y conforme a los datos del estudio forense, ”demostraron” presuntamente la “autoría” de John Kennedy C.P. y Bruce Mauricio C. G., detenido el pasado 27 de abril. En este sentido, resultaron “de gran importancia” las comparecencias judiciales de este último y de la mujer arrestada.

La petición de extradición del segundo imputado se ha tramitado, al igual que la del primero, “por dos vías”: la “judicial”, a través de la Subdirección General de Cooperación Jurídica Internacional, que a su vez “la remitió a la Audiencia Nacional”; y la policial de Interpol y Europol, “más rápida” de cara a “agilizar los trámites y efectuar la detención”.

“NO CUMPLIRÁN MÁS DE 30 AÑOS EN PRISIÓN”

Aunque en Holanda se contempla la cadena perpetua, “ninguno de los dos podría cumplir una pena de más 30 años de cárcel en caso de ser condenados con esta pena, ya que de lo contrario el sistema judicial español no podría acatar la orden”.

Así mismo, si en los Países Bajos se demostrara su vinculación con otra clase de delitos, las autoridades judiciales del país centroeuropeo “deberán pedir autorización a España para enjuiciarles por otros motivos”. “Los imputados podrían acogerse al ‘principio de especialidad’, según el cual sólo se les puede juzgar, salvo autorización expresa, por la causa que propició la extradición”, destacaron fuentes judiciales.

JUNTOS DESDE 1997

Se da la circunstancia de que ambos fueron identificados por primera vez en junio de 1997 a escasos metros del polideportivo de Barañáin como presunto autores de un hurto. Bruce Mauricio C. G., nacido en la localidad colombiana de Tolima, y Jonh Kennedy C.P., natural de Buga Valle, tan sólo tenían 17 años.

El joven extraditado, Bruce Mauricio C.G. CEDIDA

Bruce Mauricio C.G.

Curiosamente, durante los pasados 9 y 16 de mayo Bruce Mauricio C.G. compareció como imputado ante el titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Pamplona por un supuesto caso de “conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas y sin carné y resistencia grave a agentes de la autoridad”. Ahora bien, para entonces ya se había cursado la petición de extradición y había sido detenido por el Cuerpo Nacional de Policía, que lo puso “acto seguido” a disposición de la Audiencia Nacional.

Para llevar a cabo el arresto, efectuado “en casa de su madre”, que se encuentra en el número 9 de la calle de la Cultura de Barañáin, los investigadores solicitaron una orden judicial de “entrada y detención”. Pero al comprobar que tenía causas pendientes en la capital navarra, la Audiencia Nacional decidió trasladarlo a Pamplona para el juicio, donde “permaneció en todo momento bajo custodia policial”.

Desde su primera detención en 1997, Bruce Mauricio C. G. acumuló un amplio historial delictivo. En febrero de 1999, se elaboró un atestado por una supuesta agresión en una discoteca a un agente de la autoridad que estaba fuera de servicio. Y en 2002 se redactó otro por unas hipotéticas agresiones y amenazas tras una trifulca. Ese mismo año, fue sancionado “por conducir presuntamente de forma temeraria y sin carné”.

Ya en 2004, su ex mujer, E.P.C.H., de 34 años y también colombiana, lo denunció “por supuestos malos tratos habituales” y dos años después, fue citado ante el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de la capital navarra.

Bloque donde fue arrestado Bruce Mauricio C.G. EL INFORMADOR

Bloque donde fue arrestado Bruce Mauricio C.G. EL INFORMADOR

Uno de los hechos más graves que se le atribuyen tuvo lugar el 17 de febrero de 2007. Aquel día, la Policía Municipal de Pamplona recibió una llamada telefónica, en la que un ciudadano alertaba de que el joven presuntamente estaba apuntando a la cabeza con un arma de fuego a un cliente de un bar situado en el barrio pamplonés de San Juan. Al parecer, intentó disparar a esta persona en el cráneo, pero la víctima logró agacharse y el disparo “impactó en el exterior del local”.

“Varias personas se abalanzaron entonces sobre él, de modo que para escapar, volvió a encañonar con su revólver a otro cliente en el abdomen y huyó del lugar”, indicaron distintas fuentes. Tres días más tarde, fue arrestado por efectivos de la Policía Municipal de la capital navarra como supuesto autor de un “homicidio en grado de tentativa”, aunque posteriormente “se demostró que la bala disparada era de fogueo”.

En mayo de 2007, la mujer que en ese momento era su compañera sentimental, Y.R.Z., de 30 años e igualmente nacida en Colombia, le denunció como ya hiciera su ex mujer “por presuntos malos tratos habituales”. Y en octubre de ese mismo año, al parecer “se dio a la fuga con su coche tras un accidente de tráfico registrado en Pamplona”. Cuando agentes del Cuerpo policial pamplonés lo localizaron poco después, supuestamente presentaba “síntomas de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas” e “insultó y amenazó a los agentes”.

También se le considera presunto autor de “otros delitos contra la seguridad vial” cometidos “en 2009 y 2011”. El último de estos episodios derivó posteriormente en el juicio celebrado los pasados días 9 y 16 de mayo. Además, las fuerzas de seguridad intuyen que “podría tener alguna relación con el mundo del narcotráfico y la prostitución”.  

 

NOTICIAS RELACIONADAS

- EXTRADITADO A UN HOLANDA POR ASESINAR PRESUNTAMENTE A UN JUBILADO

    Imprimir       Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


× 2 = dieciséis

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acepto la claúsula de protección de datos

También te puede interesar...

Mensaje original de Sánchez Agurruza a sus alumnos. EL INFORMADOR

EL INSTRUCTOR DEL EXPEDIENTE DE SÁNCHEZ AGURRUZA PIDIÓ TRES AÑOS DE SANCIÓN

Leer más →