Cargando...
Estás aqui:  Portada  >  Otro Mundo  >  Artículo

LUCÍA Y CANDELA: LA LUZ QUE ECLIPSÓ A LOS UNIFORMES

Por   /   27 septiembre, 2013  /   2 Comentarios

Este viernes, las chicas de 15 años que devolvieron una cartera con más de 1.900 euros el pasado 2 de febrero, tal y como adelantó El Informador, recibieron el homenaje que se habían ganado con creces. Con motivo del día de San Miguel Arcángel, patrón de la Policía Municipal de Pamplona, el jefe del Cuerpo local, Simón Santamaría, les entregó una distinción “por su comportamiento ejemplar y solidario hacia sus ciudadanos”. Conocí a sus padres y abuelos, recibí su cariño, me hice fotos con ellas… Al verlas subir al estrado para recoger el cuadro con la fachada del Ayuntamiento que simbolizaba el reconocimiento, me emocioné. A veces, todavía se hace justicia con quienes demuestran tener valores. Y cuando los compañeros de Navarra Televisión las entrevistaron, no pude evitar sentirme orgulloso de ellas. Supongo que estos días estoy más sensible de lo normal…

Por primera vez en mucho tiempo, las piezas encajan sin necesidad de forzarlas. Esta semana se me quedará grabada a fuego en el corazón para siempre. Tal vez porque al fin he comprendido el papel que debo ejercer como periodista. Primero fue Josefina Lamberto y la búsqueda sin éxito de su padre, Vicente. Ahora, Lucía Asirón y Candela Guerrero, las chicas de 15 años que, sin dudarlo un instante, devolvieron una cartera con más de 1.900 euros a la Policía Municipal de Pamplona el pasado 2 de febrero. Dos historias que me conmovieron desde el primer momento y en las que he tratado de aportar algo más que unas líneas mal escritas. Tal vez haya adelantado otras noticias cuya repercusión ha sido mayor, pero no me han generado ni la mitad de satisfacción.

Este viernes era el día de Lucía y Candela. Con motivo de la festividad de San Miguel Arcángel, patrón de la Policía Municipal, el Ayuntamiento de Pamplona quería entregarles una distinción.

Eduardo Sanz y yo las esperábamos en la Sala de Armas de la Ciudadela con la misma inquietud del paparazzi que aguarda a la estrella de cine. Nos sentíamos orgullosos de ellas, de sus familias, de quienes han ayudado a que llegara este reconocimiento… Hay detalles que uno no puede dar a conocer si quiere alcanzar la meta que persigue. Casi siempre son los matices más importantes, los más jugosos a nivel informativo. Pero hace tiempo que, por suerte, fui arrinconando mi vanidad periodística. La historia jamás debe poner en peligro a la causa.

Los nervios previos al acto... EDUARDO SANZ

Los nervios previos al acto... EDUARDO SANZ

 

Poco antes de las doce las encontré. Estaban nerviosas. Conocí a sus padres y a sus abuelos. Charlamos un buen rato. Se les veía especialmente satisfechos, sobre todo a las abuelas, como es lógico. Y comprobé que los valores en un joven no son fruto de la casualidad. Cuando la familia da ejemplo es mucho más sencillo que los pequeños sigan su estela.

Primero se celebró la tradicional misa en honor al santo. Allí estaban el alcalde, Enrique Maya; la delegada del Gobierno en Navarra, Carmen Alba; el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Javier Morrás; numerosos concejales del Consistorio de la capital navarra; los jefes de todos los Cuerpos policiales del Estado y de la Comarca de Pamplona; representantes del ámbito judicial…

Veintidós agentes y mandos municipales, así como dos altos representantes de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía, recibieron medallas por “servicios distinguidos” y felicitaciones públicas.

Pero a mí sólo me importaban Lucía y Candela, a quienes el jefe de la Policía Municipal, Simón Santamaría, entregó dos cuadros con la fachada del Ayuntamiento en relieve y una pequeña placa personalizada en la que podían leerse sus nombres y la siguiente frase: “Por su comportamiento ejemplar y solidario hacia sus ciudadanos”. Casi nada. La misma distinción se entregó a Raquel Irurzun e Iván Esteban Torneiro. A la primera, por atender a una persona que entró en parada cardiorrespiratoria junto al establecimiento donde trabaja. A Torneiro, por seguir a un conductor que se había dado a la fuga tras causar un grave accidente, lo que permitió su detención posterior. Admito que al verlas recoger el cuadro me emocioné un poco. Supongo que estos días estoy más sensible que de costumbre…

Lucía (izda.) y Candela (dcha.), recogiendo la distinción. EDUARDO SANZ

Lucía (izda.) y Candela (dcha.), recogiendo la distinción. EDUARDO SANZ

 

Cuando regresaron a sus asientos las vi agitadas. A hurtadillas, extendían sus manos para comparar a cuál le temblaba más el pulso. Candela me miró y le guiñé un ojo. Todo había salido a la perfección.

Luego llegó el momento de las fotos. Primero, la oficial. A ellas las colocaron a ambos lados de Santamaría, en el centro del grupo. Normal, sus sonrisas eran lo más bonito de la sala…

Candela (izda.) y Lucía (dcha.) fueron las protagonistas del acto. EDUARDO SANZ

Candela (izda.) y Lucía (dcha.) fueron las protagonistas del acto. EDUARDO SANZ

 

Cuando salimos al exterior, Sanz las retrató. Como siempre, lanzó algunas de sus palabras mágicas para que los protagonistas se suelten: “¡Dadlo todo, chicas!”. Yo también quería tener una imagen con ellas para que, cuando vengan mal dadas, pueda recordar que esta profesión a veces te regala instantes únicos. “Estamos muy contentas”, me decía Lucía. “¡Jo, al principio no sabíamos a quién saludar!”, comentaba Candela. “Yo he optado por acercarme a quien tenía los cuadros”, apostillaba Lucía entre risas. Además, las dos se habían librado “de tres horas de clase”.

Las dos chicas, con el cuadro que les entregó Santamaría. EDUARDO SANZ

Las dos chicas, con el cuadro que les entregó Santamaría. EDUARDO SANZ

 

Yo también quise hacerme una foto con ellas. EDUARDO SANZ

Yo también quise hacerme una foto con ellas. EDUARDO SANZ

 

Justo después, los compañeros de Navarra Televisión las entrevistaron. Era el turno de los grandes medios y de que disfrutaran de su breve instante de fama.

La anécdota llegó cuando regresé a casa. Encendí el televisor para verlas en el informativo regional mientras redactaba este artículo. Y, de repente, sacaron un plano del instante en el que Sanz nos había fotografiado. Supongo que alguien creyó que era un familiar de ellas…

La entrevista para Navarra Televisión. EDUARDO SANZ

La entrevista para Navarra Televisión. EDUARDO SANZ

 

NOTICIAS RELACIONADAS

- LUCÍA Y CANDELA, LAS CHICAS QUE ENCONTRARON Y DEVOLVIERON UNA CARTERA CON 1.900 EUROS (24 DE ABRIL DE 2013)

- ENRIQUE MAYA FELICITA A LUCÍA Y CANDELA POR ENTREGAR UNA CARTERA CON 1.900 EUROS (13 DE MAYO DE 2013)

- CANDELA Y LUCÍA RECIBIRÁN UNA DISTINCIÓN PÚBLICA POR DEVOLVER UNA CARTERA CON 1.900 EUROS (19 DE SEPTIEMBRE DE 2013)

    Imprimir       Email

2 Comentarios

  1. Silvia Garcia dice:

    Hola Gorka,

    Somos los padres de Candela, queremos agradecerte el interés que has puesto en todos los artículos que has escrito sobre este tema, así como el cariño que has demostrado a las chicas.
    Gracias por todo

    • EL INFORMADOR dice:

      Ha sido un placer. Y vuestras palabras me hacen especial ilusión porque demuestran que ha merecido la pena seguir el tema. Un fuerte abrazo.

Responder a EL INFORMADOR Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


× ocho = 8

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acepto la claúsula de protección de datos

También te puede interesar...

Con los protagonistas de 'Unidos por la verdad 1936-2012'. GORKA MORENO

“DEL COPYRIGHT YA HABLAREMOS”

Leer más →