Cargando...
Estás aqui:  Portada  >  Fotohistorias  >  Artículo

VOLVER A MIRAR

Por   /   4 noviembre, 2013  /   Sin Comentarios

Hace casi veinte años que no te escribo, que no dedico unos minutos a observarte, a compartir contigo mis inquietudes, a nublar mi mente mientras te contemplo. ¿El motivo? Supongo que el amor se transformó en rabia… Hoy me doy cuenta de que sigues ahí, apostada para todo aquél que quiera volar desde su ventana, para quienes encuentran en la noche la paz que el día les niega, para quienes aún miran al cielo en busca de abrigo. Siempre te creí blanca y pura, como el ideal por el que uno se entregaba a corazón abierto en aquella época en la que los sueños tenían forma de grandes palabras. Bellas, eso sí, pero sólo palabras. Entre tanto, me olvidé de ti… Estaba equivocado. Era yo quien quería creerte perfecta, quien prefería forjarse una imagen irreal de ti para mantener vivas mis ilusiones.

Gracias por permanecer junto a mí... EL INFORMADOR

Gracias por permanecer junto a mí... EL INFORMADOR

 

Tú jamás me ocultaste ese lado gris que también forma parte de ti, jamás me escondiste tu imperfección. Ahora comprendo que no te quise como te merecías. Nunca te pregunté si necesitabas algo de mí. Sólo te pedía una y otra vez, con mi habitual insolencia, que me mostraras el camino. Fui egoísta. Y por eso te pido perdón. Me hablabas, pero no te escuchaba. Si me lo permites, espero recuperar el tiempo perdido…

Porque hoy vuelvo a sentirte cerca. Sin idealizarte, apreciando esas sombras que muestras sin complejos. Porque ellas te hacen humana y accesible. Porque en ellas reside parte de tu misterio.

Quizás haya interiorizado al fin que los sueños se construyen caminando, con pequeños actos que dan sentido al día a día y que nos recuerdan que seguimos en la brecha por mucho que la vida nos ponga a prueba una y otra vez. Lo importante es saber aceptar aquellas cosas que, como tus imperfecciones, son inmutables. Y hacerlo sin rebelarse, sin ira, sin rencores. Y al mismo tiempo, luchar por aquéllas que sí puedes cambiar. Es ahí donde uno debe volcar toda su energía, todo su coraje, toda su fuerza. Es ahí donde está la vida. Es ahí donde uno encuentra ese lugar que había buscado durante años. Luna, gracias por permanecer junto a mí…

AVISO LEGAL: Las imágenes que ilustran este reportaje y el texto pertenecen a El Informador. Nos reservamos el derecho de emprender acciones legales contra quienes utilicen el material sin nuestro consentimiento.
 

    Imprimir       Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


seis − 6 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acepto la claúsula de protección de datos

También te puede interesar...

Nadie ha esclarecido aún el motivo del derrumbe. CEDIDA

CIERRAN EL PARKING DE LA AUDIENCIA TRAS EL DERRUMBE DE UNA PARTE DEL TECHO

Leer más →