Cargando...
Estás aqui:  Portada  >  Información  >  Artículo

EL POLÉMICO CONVENIO QUE INTEGRARÍA A LAS POLICÍAS LOCALES EN LA POLICÍA FORAL

Por   /   30 julio, 2014  /   1 Comentario

Tras el conflicto suscitado con el protocolo del 112, el Ejecutivo navarro planteará integrar las policías locales en la Policía Foral, con las previsibles excepciones de Pamplona y Tudela. De hecho, negocia ya un convenio con Sangüesa al que ha tenido acceso El Informador. La medida no supondría ningún ahorro para los municipios, que tendrían que asumir “el coste anual de la plantilla actual; del mantenimiento y la reposición del equipamiento, el vestuario y el material; del mantenimiento y amortización de la flota actual de vehículos; y del mantenimiento de las instalaciones y medios materiales (agua, luz, limpieza, mobiliario, etc)”. El 5 de agosto, los responsables de las policías locales se reunirán para abordar el problema, pero muchos ya han mostrado su “indignación” y “malestar”: “No se busca un servicio de más calidad, sino controlar las Fuerzas de Seguridad”.

Primero fue el protocolo del 112, que ya suscitó un grave conflicto adelantado por El Informador. En aquella ocasión, hasta la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía criticaron la decisión del Gobierno de Navarra. Pero lejos de apaciguar las tensiones y de buscar un consenso para mejorar la colaboración y coordinación policiales, el Departamento de Presidencia, Justicia e Interior, que dirige Javier Morrás, pretende ir más allá y propondrá la integración de todas las policías locales en la Policía Foral, con las previsibles excepciones de Pamplona y Tudela. La noticia, publicada por Diario de Navarra, ha avivado la “indignación” y el “malestar” de muchos responsables policiales, que se reunirán a principios de agosto para abordar el problema (está previsto que acudan al menos quince de los veinte Cuerpos locales), según ha sabido este medio. Incluso algunos alcaldes de UPN, en privado, también han trasladado a sus jefes policiales su desacuerdo con la iniciativa.

Entre tanto, el Ejecutivo foral negocia ya la aprobación de un primer convenio con Sangüesa para formalizar la absorción, como ya hiciera en su día con el protocolo del 112 y Tafalla. Un polémico documento al que ha tenido acceso El Informador (reproducido en la parte inferior de este artículo) y que demuestra que la medida no supondría ningún ahorro económico para los municipios, que tendrían que asumir “el coste anual de la plantilla actual; del mantenimiento y la reposición del equipamiento, el vestuario y el material; del mantenimiento y amortización de la flota actual de vehículos; y del mantenimiento de las instalaciones y medios materiales (agua, luz, limpieza, mobiliario, etc)”.

En el texto se recuerda que el artículo 17.5 de la Ley Foral 8/2007, de 23 de marzo, de las Policías de Navarra, dispone que “las entidades Locales con Cuerpo de Policía podrán convenir con el Gobierno de Navarra la integración de los miembros de la Policía Local en la Policía Foral, asumiendo ésta última el servicio de policía”. Es decir, la norma ya recogía dicha posibilidad, aunque no se establecía como obligatoria para todos los municipios, de ahí que se emplee el tiempo verbal “podrán”.

Igualmente, el convenio alude al artículo 17.5, en el que se indica que “la integración resultante correrá a cargo de la entidad local, determinándose a tal efecto en el convenio a firmar las condiciones de revisión y liquidación de las obligaciones económicas”.

Y además, critica la ineficacia actual del servicio prestado a los ciudadanos con duras afirmaciones hacia los profesionales: “La situación de superposición operativa genera ineficiencias en la gestión de los recursos humanos y materiales, impidiendo que se optimicen los recursos públicos y se sobredimensionen las plantillas. Las funciones y competencias tienen una delimitación solapada, necesitándose grandes esfuerzos de coordinación y no habiendo un claro referente policial para el ciudadano. La falta de economía de escala provoca en ocasiones falta de recursos en los servicios por separado, cuando conjuntamente estos son suficientes”.

CRISPACIÓN EN MUCHAS POLICÍAS LOCALES

Los teléfonos de los jefes policiales navarros no han dejado de sonar en todo el día, ya que han conocido la noticia a través del citado periódico. Bien es cierto que, de manera “informal”, el Ejecutivo foral ya había mantenido algún contacto con responsables policiales. Pero “en ningún caso se había hablado de unas condiciones tan malas para los ayuntamientos”, resaltan distintos jefes con los que ha charlado El Informador.

“No entendemos por qué se ha lanzado este globo sonda ahora. Una cosa es estudiar una posible integración beneficiosa para ambas partes y otras muy distinta que el Gobierno foral quiera suprimir las policías locales de un plumazo con unos convenios imposibles de asumir. Porque las policías locales son el Cuerpo de referencia por su cercanía y proximidad al ciudadano, tal y como se desprende de los informes anuales publicados en los últimos años, donde se refleja que en algunas ciudades y pueblos tramitan hasta el 80 por ciento de las denuncias. Por lo tanto, no obedece a un deseo real de mejorar el servicio. Y no es de recibo que en el propio documento se critique nuestra labor”, subrayan las fuentes consultadas.

Algunos son incluso más beligerantes al señalar que “el Departamento de Presidencia, Justicia e Interior ha perdido el norte” y que, tras esta decisión, subyace el deseo del Ejecutivo foral de “controlar a las Fuerzas de Seguridad de Navarra, independientemente de que UPN gobierne o no en determinadas localidades”. “Lo único que va a conseguir la formación regionalista es empeorar las relaciones, ya de por sí bastante deterioradas en los últimos años por el protocolo del 112. Y no hay que descartar que algunos alcaldes de UPN terminen aceptando los convenios en contra de los propios responsables policiales”, puntualizan.

Actualmente son veinte los municipios que cuentan con una policía local propia: Pamplona, Tudela, Estella, Tafalla, Ansoáin, Barañáin, Berriozar, Burlada, Egüés, Noáin, Villava, Zizur Mayor, Alsasua, Sangüesa, Peralta, San Adrián, Castejón, Corella, Baztan y Cintruénigo. En total suman unos 775 efectivos, de los que 425 desempeñan su labor en la capital navarra. Pero el nuevo convenio no incluiría a los policías auxiliares, una figura que no contempla la Policía Foral.

RECHAZO DE UGT

Por su parte, y como ya hicieran ayer otros sindicatos como APF, UGT ha rechazado el borrador del convenio al entender que “con esta absorción ni se va a dar mejor servicio, ni se va ahorrar dinero”, ya que los agentes que antes sólo atendían al municipio “ahora tendrían que hacerse cargo toda la demarcación”, y a los vecinos de Sangüesa “les va a seguir costando lo mismo el servicio”.

A través de una nota de prensa, el sindicato ha denunciado que el Departamento de Presidencia, Justicia e Interior “no ha contado en ningún momento con los trabajadores, a los que se obliga a ser transferidos a otra Administración modificando sus condiciones laborales y pasando por encima de la negociación con los agentes sociales, tanto de los policías forales como de los municipales afectados”.

“Puede darse la situación de que haya agentes municipales que no quieran ser transferidos o vean perjudicadas sus condiciones laborales actuales, y policías forales que vean mermada su posibilidad de traslados por la incorporación de estos agentes. Y esto no se ha negociado con nadie”, ha subrayado.

Así mismo, UGT ha criticado que “se presente este acuerdo, y otros similares que puedan hacerse en el futuro, como la forma de solucionar la superposición operativa de los diferentes cuerpos policiales que operan en Navarra”, y que en el borrador no se haga ninguna mención a los auxiliares de policía, de manera que “queda en el aire qué va a suceder con ellos ya que, en principio, no se podrían transferir a la Policía Foral porque en ese Cuerpo no existe dicha figura”.

    Imprimir       Email

1 Comentario

  1. bob dice:

    Cómo no van a estar indignados algunos jefes de policías locales si hay alguno que cobra casi 50.000 euros!!!!
    En mi opinión, en lo que se pasa el gobierno de Navarra es en el tema económico. Me parece injusto que le hagan pagar a los ayuntamientos lo mismo que pagan ahora. El gobierno foral se debería encargar de los gastos materiales (vehículos, vestuario, armas,…) y los gastos de personal los debería descontar el gobierno de Navarra de la participación de los ayuntamientos en los tributos de Navarra. Lo que propone el gobierno de Navarra en el convenio va en contra de la eficiencia y de una mejor gestión de los recursos públicos que, se supone, se pretende con esta medida. Medida que, por otro lado, resulta más que necesaria porque no tiene sentido unas policías tan pequeñas como la de Sangüesa o tan cercanas, desde el punto de vista del ámbito de actuación, como las de Villava y Burlada o la de Ansoain, respecto a Pamplona o la de Barañaín respecto a Pamplona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


× 1 = cuatro

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acepto la claúsula de protección de datos

También te puede interesar...

Mensaje original de Sánchez Agurruza a sus alumnos. EL INFORMADOR

EL INSTRUCTOR DEL EXPEDIENTE DE SÁNCHEZ AGURRUZA PIDIÓ TRES AÑOS DE SANCIÓN

Leer más →